Tribute a la vida

Feb 1, 2022 / by José Forteza / Vogue Mexico

A través del homenaje a otra artista entablamos una conversación en la que convergen muchas temáticas de la obra de un imprescindible: Harold Mendez.

INMERSIÓN LATINA; Sobre su perfil creativo, Harold Mendez dice que trabaja “con muchas medios. Estudié grabado y fotografía, mezclo escultura, procesos diferentes, fotografía, pintura, object os”. Arriba: For other days, 2019, Harold Mendez



Su exposición And, perhaps, here, between fue el even to del ańo en el Instituto de Arte Contemporáneo (ICA) de Miami, comisariado por Geari Moreno. Aparentemente, la muestra es un tributo a la artista cubana Belkis Ayón, que se suicidó en 1999 a los 32 ańos, pero - en realidad- es mucho más que eso. La exposición, que incluye fotografías modificadas, objetos encontrados, esculturas de hierro fundido y un contrapeso de una tonelada de un depósito de chatarra; está llena de signos sobre la vida y la muerte, el desarraigo y las maneras de encontrarse, y cómo toda suma en el entorno de un creativa. Estamos hablando de un artista Lantiz de origen colombo-mexicano, que vive en Los Ángeles. Él es de los imprescindibles de que habló Brecht, y se llama Harold Mendez.

“Mi mamá es la persona que plantó en mí la semilla del arte. Ella creció en Medellín haciendo dibujos de su vecindario y sus entornos, y son hermosos. Yo le pedí que me enseñara a hacer esos dibujos que veía en sus álbumes.
Así empezó todo. Ella fue las persona responsable de inspirarme”, Nos dice en exclusiva a través de una pantalla, en un entrevista vía Zoom. Pero la manera en que el Arta llegó a Harold fue vital y tangible. Nada de artilugios digitales. “Los libros de dibujo de mi mamá fueron esenciales. Después llegué al arte mexicano a través del muralista que veía en Chicago, siendo un adolescente. Me vinculé a instituciones que trabajan con muralistas. Allí vi la obra de Rufino Tamayo…Fue una progresión. Pero no fui un adolescente de ir a galerías. Fue más democrático y de clase obrera, en las calles y los entornos urbanos. Del muralismo pasé a los artistas del graffiti y se amplió el horizonte”.

De los liners de dibujo de su mamá a descubrir el muralismo mexicano y el arte urbano en Chicago. Así se fueron formando, paso a paso, el artista… y el hombre.



Para enterarse de detalles de su vida hay muchas vías y el espacio aquí es limitado. Tenemos que ir a la muestra de ICA…”El Museo de Chicago tuvo la iniciativa de un intercambio: seis artistas de Chicago a Cuba y seis cubanos a Chicago. Esa fue la ocasión para satisfacer mi curiosidad sobre Belkis Ayón con cuya obra había conectado desde antes. Yo iba a Cuba a ver su tumba y conocer Cuba, hacer foto…Pero no tenía planeado un trabajo en particular. Entonces, empecé a descubrir cosas, como que hay una sección en el extremo más alejado del cementerio para las personas que practicaban una religión secreta llamada Abakuá, relacionada con Santería, en la que Belkis estaba involucrada y que fue parte muy importante en su trabajo.” Ahí hay muchas claves. Tal vez Harold no es consciente de todas, pero en el ciclo de vida y muerte se entraman demasiados signos para las religiones afrocubanas. Por ejemplo, a veces hay que vivir muchas muertes para perpetuar la vida…eso no les es ajeno al arte. “Sí, Belkis tuvo que terminar con su vida para abrir este espacio que es su obra y trascender”, resume Mendez.

Cuba también deja una impresión que se mimetiza en piezas de And, perhaps, here, between, “Cuba es compleja. Me encantó el lugar, su historia…Conocí artistas que me enseñaron todo, abrieron sus hogares y su vida. También caminé solo, investigué solo. En un país velado en muchos sentidos que se abre poco a poco. Me encantó la manera poética de trabajar los artistas cubanos con tan poco a su alcance. Es algo que les eleva su creatividad. Yo es había visto el trabajo de los conceptualists cubanos en museos, per ver su realidad lo redimensiona todo?”. Sobre su perfil creativo, Harold nos dice que trabaja “con muchos medios. Estudié grabado y fotografía, mezclo escultura, procesos diferentes, fotografía, pinturas objetos. Me interesa la materialidad, expresar una cualidad material para el espectador. Por ejemplo en la obra de ICA partes de las imágenes se cubren con polvo de grafito, carbón y pigmento mezclados. Luego lo quito o borro, y cero así una especie de velo para dar una lectura determinada. De esa manera trabajo…por eso no hago nada en rede sociales. Eso no es posible en las redes sociales” .

Le pido comentar sobre el art en Latinoamérica y el de los Latinx en Estados Unidos…”Creo que la escena del arte en Lantinoamérica está muy bien y lo ha estado siempre. Tal vez no es así la presencia en el mercado del arte, el lado comercial. Hay que trabajar para que se abran espacios comerciales que incluyan a artistas de Latinoamérica y a Latinx que vivimos aquí”. En cuanto a sus planes: “Estoy trabajando en la publicación del trabajo para ICA, y algunas cosas más, una del ellas en Guadalajara para este ańo y otras cosas en México… Y mucho trabajo que terminar en mi estudio para dos unipersonales que están en camino”.

Entonces volvemos sin saver exactamente cómo al tema del trituro, y la manera optimista o pesimista de ser la muerte. “Es una pena que tantos artistas trascienden después de su muerte, Cuando haces un trabajo sobre ellos es un homenaje con la mirada hacia el futuro. Hay una cualidad optimista de ciclos que se completan y regresan. Es algo que incluyo en mi trabajo, person son ideas que tienen resonancia poética en mis vida” … Y este comentario me recuerda esos signos de la filosofía de yorubásm abakuás y congos con los que, tal vez, anda ahora tamboreando Belkis y que, también tal vez, mandan su vibra hasta el mundo de Harold Mendez. —José Forteza

Conocer el arte; Derecha: imagen del la exhibición And, perhaps, here, between en el institute of Contemporary Art de la ciudad de Miami ( ICA Miami)L derecho, arrival el artists Latinx de Origen colombo-mexicano, Harold Mendez